EEUU no baja a España de la lista de los más piratas

España sigue siendo un país de piratas para EEUU. La Oficina del Representante Comercial de EEUU (USTR) , organismo federal que defiende los intereses de la industria cultural estadounidense, publicó su informe anual Special 301. A pesar del cambio legislativo en España, con la ‘Ley Sinde’, aprobada y a falta de su reglamento, España sigue en el grupo de los que menos cuidan la propiedad intelectual de Hollywood junto a países como Filipinas o Vietnam.

El informe incluye a España por quinto año consecutivo en la Watch list, el segundo escalafón de países más piratas. Para los EEUU, este país sigue sin hacer todo lo que podría contra las infracciones de la propiedad intelectual Made in EEUU, en especial en internet. España acompaña a una veintena de naciones más en esta lista negra. El Special 301 es tenido en cuenta por los gobernantes estadounidenses y colocado en su agenda cada vez que tratan con autoridades españolas.

La aprobación de la Ley Sinde no ha pasado desapercibida. “Los EEUU acogen con satisfacción la reciente aprobación de la legislación que proporcionará un mecanismo para que los titulares de los derechos eliminen o bloqueen el acceso a contenidos infractores en línea”, dice el informe. Reconocen que es un paso en la dirección correcta.

Sin embargo, “EEUU supervisará la aplicación de la legislación e insta a España a garantizar que se aborden todas las formas de piratería en Internet y que permita la eliminación rápida de material vulnerador”, sigue el texto. El hecho de que en unos meses haya una comisión administrativa habilitada para cerrar una página por tener enlaces a material con copyright en unos días, no ha bastado al Gobierno de EEUU para sacar a España del Special 301 o, al menos, de rebajar la categoría de pirata.

No es suficiente

El informe sostiene que España aún podría hacer más. Así, por ejemplo, EEUU pide que se puedan obtener las direcciones IP (que identifican al ordenador en la red) para ir a por los usuarios: “EEUU también insta a España a seguir trabajando para hacer frente a otros problemas de piratería en Internet, incluyendo la incapacidad de los titulares de derechos para obtener la información identificativa necesaria para procesar a los infractores de derechos de propiedad intelectual”.

La USTR sigue molesta con la circular 1/2006 de la Fiscalía General del Estado, que recordaba a los jueces que el intercambio de archivos sin ánimo de lucro no era perseguible. Esta circular ha servido para que la Justicia española archivara o sentenciara a favor de más de una treintena de páginas de enlaces hasta ahora.

Aunque el informe lo elabora un organismo gubernamental, suele seguir al pie de la letra las recomendaciones de la Alianza Internacional de Propiedad Intelectual (IIPA). El apellido internacional no quiere decir que la IIPA sea un organismo multinacional. De hecho, está formada por las asociaciones de editores, la industria del software, la de los videojuegos y las de la música y el cine estadounidenses.

FUENTE